El sabor de la victoria

0

EL SABOR DE LA VICTORIA.

Hace poco más de cuatro meses, el 7 de junio de 2014, nuestro club se “ presentaba en sociedad “ debutando oficialmente en el III Torneo Futbol Base Villa de Pulpí. Acabamos de empezar a rodar como equipo en categoría benjamín, sin apenas entrenamientos – tres llevábamos en aquel momento – y nos enfrentamos a los equipos federados de escuelas de futbol base plagadas de futbolistas seleccionados por sus federaciones regionales. El resultado deportivo de aquella presencia no fue el esperado.
Aquel sábado de junio, cuando acabo nuestra participación en el torneo, muchos de los jugadores lloraron de impotencia, de rabia, de dolor. Las caras de los chicos en las fotos que el club colgó en las redes sociales demostraban la desolación de aquel momento. Mi comentario a una de esas fotos fue: “Esas caras sin duda son de futbolistas. Caras de esfuerzo, de lucha…y sí, caras de abatimiento. Pero eso es el futbol: esfuerzo, tensión, gozo, angustia, pasión, nervios…y victorias y derrotas. Ayer cumplisteis con la primera máxima que os enseñé: – Dadlo todo en el campo…y luego miraremos el resultado a ver como hemos quedado -. Y cumplisteis. Lo demás lo iremos aprendiendo poco a poco”.
Y hoy, 11 de octubre de 2.014, cuatro meses después de aquel día han vuelto a llorar. Pero las lágrimas de hoy han sido las de los campeones, las de los jugadores que han ganado el primer torneo de futbol de su vida, el Torneo Fiestas del Rosario de Alhama. Goleada 5-1 en semifinal al anfitrión y 2-0 al Aguilas en la gran final. Lo de hoy, permítaseme la expresión, ha sido un escándalo. Dos partidos de lujo los que han jugado estos chicos; dos partidos completos en todos los aspectos técnicos y tácticos del juego: bien posicionados, achicando espacios, jugando al primer toque, entrando con paredes hasta la línea de fondo, presionando al contrario hasta sus últimas consecuencias, realizando coberturas perfectas. Y siete golazos como siete soles. La evolución de este grupo como equipo es un hecho. “Dadlo todo en el campo…y luego miraremos el resultado a ver como hemos quedado”. Y cumplisteis. Lo demás lo iremos aprendiendo poco a poco” les dije en junio y vaya si han aprendido.
Y hoy, al acabar el partido, hemos mirado como hemos quedado y resulta que hemos sido campeones.
Enhorabuena chavales. Es solo un torneo pero nos queda el regusto de haber ganado nuestra Champions. Y felicidades también a los padres y madres del grupo, por el apoyo unánime al club y por vuestro sacrificio en ayudar a que esto siga adelante. Este es el camino.

Guillermo Amate

Comments are closed.